habitos


Los hábitos son todas esas cosas que hacemos todo el tiempo sin ni siquiera darnos cuenta de que las estamos haciendo, es decir que no tenemos que esforzarnos ni pensar en cómo hacerlas, simplemente las tenemos tan gravadas en nuestro subconsciente que las hacemos automáticamente.

Los hábitos siempre nos conducen a algo, es decir, con el tiempo siempre vamos a tener un resultado como consecuencia de cada uno de nuestros hábitos.



¿Cómo creamos los hábitos?


Los hábitos se crean mediante la repetición, pero esta repetición puede ser consciente o inconsciente y esto es lo que hace la diferencia.

Creamos nuestros hábitos generalmente de dos maneras:


  • Sin darnos cuenta: casi sin percatarnos creamos la mayoría de nuestros hábitos, simplemente dejándonos llevar. 



  • A consciencia: es decir, repitiendo determinada conducta, movimiento o lo que sea que queramos convertir en hábito, hasta que nuestro cerebro lo aprenda y lo haga en modo automático.



Malos hábitos


En muchas ocasiones no llegamos a lograr nuestras metas, porque nuestros hábitos negativos son más fuertes que nuestra voluntad saboteando así los resultados que nos hemos propuesto.

Tener malos hábitos puede echar a perder todo el trabajo que estés haciendo para atraer o conseguir lo que quieres.

Un mal hábito siempre va a ser una excusa para dejar de esforzarte, para aplazar una acción o simplemente para desistir de tus sueños.

¿Cómo cambiar de hábitos?


Siempre nos dicen que tener malos hábitos es fácil y por el contrario que tener buenos hábitos es muy difícil de lograr.

En realidad, adquirir buenos o malos hábitos es igual. Si desde pequeños nos enseñan o nos enseñamos a tener buenos hábitos como; hacer deporte, alimentarnos sanamente y muchos otros, en ningún momento va a ser algo difícil para nadie.

Lo más difícil puede ser cambiar un hábito malo por uno bueno, pero la dificultad tampoco es al mismo grado para todos.



Esto depende de la verdadera motivación que tengamos para cambiarlo y sobre todo para lograr el resultado final que buscamos con su cambio.

Para una persona que quiere ser millonaria, puede ser muy difícil cambiar la costumbre de gastar todo el salario o gastar lo que le queda en cosas banales en vez de ahorrar o invertir. Y es muy probable que este solo hecho le impida llegar a su objetivo algún día.

Pero seguramente algunas personas que se han hecho millonarias de verdad y que en su juventud se encontraban en situaciones financieras muy desfavorables, encontraron la manera de crear el hábito de ahorrar e invertir. 

Aunque aparentemente pudo ser más difícil para esta persona porque tenía menos ingresos, la dificultad en cambiar pudo ser menor si tenemos en cuenta que su motivación estaba en un grado tan alto, que pudo hacerlo sentir como algo normal o no tan difícil para él.

Cambiar un hábito significa precisamente eso, debes cambiar uno malo por uno bueno. El simple hecho de dejar de hacer el mal hábito y no reemplazarlo por uno opuesto, te deja un vacío que tarde o temprano te va a volver a hacer caer. Siempre reemplaza uno malo con uno bueno.

¿En cuánto tiempo se cambia un hábito?


El tiempo que nos puede tomar cambiar un hábito depende de:


  1. El tipo de hábito: no es lo mismo cambiar la costumbre de quedarnos dormidos viendo tv, a la de beber licor para quedarnos dormidos.
  2. La fuerza de voluntad: esta fuerza es diferente en todas las personas. Hay personas que cuando se proponen algo siempre lo hacen y esto también hace que obtengan resultados más rápidos.
  3. La motivación: esto va de la mano con la fuerza de voluntad, si la motivación que tenemos es lo suficientemente fuerte esto nos dará la fuerza de voluntad necesaria.

El poder de los hábitos


En la vida actual los hábitos controlan lo que hacemos la mayoría de nuestro tiempo, si te detienes a observar un momento cómo transcurren casi todos tus días, probablemente te darás cuenta de que haces exactamente las mismas cosas y de la misma manera, es decir cosas como:


  • Mirar el celular antes de levantarse de la cama.
  • Desayunar en el mismo lugar, la misma silla a la misma hora.
  • Conducir al trabajo por la misma vía.
  • Aparcar siempre en el mismo lugar.

Este tipo de cosas las hacemos sin pensar y controlan casi todo nuestro tiempo.

Esto pasa porque a los seres humanos generalmente no nos gustan los cambios, siempre preferimos lo conocido o zona de confort y aunque esto nos da más seguridad a su vez nos priva de muchas experiencias nuevas.

Consejos para cambiar de hábitos


La verdadera manera de lograr todo lo que quieres conseguir con la ley de atracción, es haciéndote responsable de ellos.

Seguramente no vas a tener que cambiar uno sino varios, pero en definitiva ellos son los que marcan la dirección de tus resultados.


  • Cambia uno a la vez.
  • Ten en cuenta el objetivo que tienes en mente y pregúntate cuál es el que está saboteando tu meta.
  • Si es necesario haz una lista de los que te alejan de tu meta.
  • Piensa en alguna persona que ya haya conseguido el objetivo que buscas y averigua que hábito lo llevó a conseguirlo. 
  • Trata de cambiar siempre los hábitos más relevantes.
  • Pregúntate con frecuencia que cosas de las que hago todos los días, como conducir al trabajo, la puedo hacer de manera diferente y hazla.
  • Si el entorno te invita a seguir con el viejo hábito, entonces cámbialo, pueden ser las personas, el lugar, el ambiente lo que te induzca a no cambiar y debes estar muy consciente de esto.
  • Cuéntales a las personas más íntimas a ti el cambio que estás haciendo, el solo hecho de saber que ellas lo saben te ayudará a esforzarte.

Sin comentarios " ¿CÓMO CAMBIAR DE HÁBITOS PARA LOGRAR TODO LO QUE QUIERES? "