PREPARARSE PARA RECIBIR ABUNDANCIA

By Petra - No Comments
preparase para recibir



Prepararnos para recibir la abundancia del universo es algo que deberíamos aprender desde niños y por supuesto, ya como padres, enseñar a nuestros chicos, pero la mayoría de las veces terminamos haciendo justo lo contrario; preparar sus mentes para la escasez de sus vidas.
No es malo ser millonarios y felices; esto es lo primero que debemos saber para prepararnos para que nuestra vida transcurra en la abundancia.




Nuestra naturaleza como seres humanos es divina, somos hijos de un Ser superior Divino, independientemente de cómo lo llamemos según nuestras creencias. Es por ello, que nuestra verdadera naturaleza es también divina y en la pobreza no podemos expresarnos como tales. 

Cómo prepararnos para recibir

Debemos aceptar en nuestro interior que la riqueza puede venir de cualquier parte y en cualquier momento.
Muchas veces estamos condicionados a que el dinero solo puede venir de nuestro trabajo o de nuestros familiares, y con esto solamente sin darnos cuenta, le estamos cerrando las puertas a todas las infinitas posibilidades de donde puede venir el dinero.
Afirma: El dinero viene a mí de todas partes todo el tiempo.

En muchas culturas se tiene la creencia de que una persona buena es una persona humilde y una persona humilde es una persona pobre. Esto hace que la gente quiera sentirse humilde y se siente mal con el solo pensamiento de no serlo, cerrando toda posibilidad de recibir la abundancia alguna vez en su vida.
Afirma: La pobreza no es una virtud, puedo ser una persona rica y virtuosa a la vez.

Otra creencia muy común que no nos permite prepararnos para recibir toda la abundancia del universo, es el hecho de sentirnos no merecedores. Algunas personas piensan que, porque han cometido algún error o muchos en su vida, no merecen recibir y ser felices. Si así fuera ninguna persona en este mundo mereceríamos nada, sin duda alguna, todos hemos cometido, cometemos y seguiremos cometiendo errores a lo largo de nuestra vida.
Afirma: Soy una persona que aprende de sus errores y los perdona, ahora estoy preparado para una vida plena y abundante.


Aplicar la ley de dar y recibir, no cosiste solo en dar como muchas veces podemos pensar, esa es la mitad de la ley, pero, así como debemos aprender a desprendernos, también debemos prepararnos para recibir, y esta es la otra parte de la ley, sin la cual, esta no se puede cumplir.
Afirma: Mi mundo está abierto para recibir cada día lo mejor de la vida.

Si en algún momento piensas en una determinada cantidad de dinero que puedas recibir, por ejemplo: un millón de dólares, y luego dices, no, eso es demasiado, no sé qué haría con tanto dinero; es porque no estás preparado para recibir la abundancia que el universo en sí mismo es. Tu mente te está poniendo límites y el dinero fluye hacia las mentes que están en sincronía con la riqueza.
Afirma: Soy ilimitado y vivo en un mundo ilimitado.

Todo en lo que nos fijamos y prestamos atención es a lo que le estamos dando energía y por lo tanto le estamos abriendo la puerta para que ingrese a nuestras vidas, asegúrate de prestar atención lo menos posible a cosas como las noticias, los accidentes, la pobreza, las guerras, las traiciones, las enemistades, enfermedades, etcétera; hazlo solo en la medida justa que no podemos evitar por estar en el mundo, y apártalos de tu atención conscientemente lo antes posible. Presta toda tu atención a las historias de millonarios y triunfadores, de gente exitosa, de gente feliz y que vive en paz. Concéntrate en las cosas que quieres que hagan parte de tu realidad.
Afirma: Mi mundo es amable, libre y abundante.


Algunas personas consideran que ya han hecho el trabajo interior para prepararse para recibir y que han cambiado sus creencias y abierto su mente para que la ley de atracción funcione en sus vidas; pero si aún esto no ha pasado, es posible que haya algo en su entorno que este saboteando su trabajo. Puede ser una frase que este en tu cuarto, en tu oficina, en una foto tuya o cerca de ti y que contradiga el hecho de que ya estás preparado para recibir la riqueza en tu vida. Me refiero a frases como: la vida es injusta, nada tiene valor, nada nos pertenece... También presta atención a las imágenes de cuadros, pantallas, carteles, etcétera, aunque no lo hagan con palabras sino con imágenes, pueden estar enviando también el mensaje equivocado.
Afirma: Cada parte de mi vida está alineada con la riqueza universal.

Ya estás preparado para recibir

Sabes que estás preparado para recibir cuando te das a ti lo mejor, es decir, cuando te cuidas, cuando te das buenos momentos contigo mismo, cuando te das las mejores cenas que te puedas dar y las disfrutas, pueden ser en tu casa y tu solo, pero preparas con cuidado y con amor cada detalle de tu cena y te sientas en un lugar muy agradable y lo disfrutas como si estuvieras celebrando cada día y agradeciendo al universo todas las maravillas que ya tienes. Cuando te das tiempo para hacer lo que te gusta, para estar con las personas que amas, etcétera. Cada vez que haces esto sintiéndote bien, estas recibiendo, y le estas diciendo al universo estoy preparado para recibir la prosperidad y todo lo mejor que tengas para mí.
Afirma: Disfruto mi vida ahora y me doy lo mejor porque lo merezco y me hace sentir bien.

Sin comentarios " PREPARARSE PARA RECIBIR ABUNDANCIA "