Forzar resultados con la ley de atracción

El gran problema de muchas personas cuando están empezando a probar si la ley de atracción funciona, es que no se sienten seguros y entonces empiezan a "hacer" cosas para forzar o apresurar los resultados.

Pensamos que sabemos cómo se tienen que dar las cosas, en qué momento y todo lo que tiene que pasar para lograrlo.


Entonces, aunque estemos visualizando y haciendo ciertos ejercicios para manifestar nuestro deseo, no somos capaces de confiar en el universo, pensamos que podemos ayudarle, y empezamos a manipular los acontecimientos para forzarlos.

Esta actitud, hace que todo cambie, que lo que el universo ya estaba alineando para que las cosas sucedieran de la mejor manera para todos, se detenga.

Y seguramente, por más que nosotros intentemos manipular de esta forma los acontecimientos, no se van a dar, o puede que sí, pero no de forma armónica para todos; incluso puede que el resultado esperado se dé, pero no nos satisfaga.


Forzar los resultados de la ley de atracción


Forzar los acontecimientos, además nos genera mayor estado de ansiedad. Una cosa es estar enfocados en nuestra meta y otra muy distinta estar ansiosos.

Estar enfocados siempre en el resultado de nuestro deseo es lo que debemos hacer, y esto, se trata de tener una imagen clara de lo que queremos en nuestra mente y de que cada acción que realicemos en nuestra vida conduzca a ella. 

Te daré un ejemplo para que veas la diferencia entre estar enfocados y forzar las cosas:

Por ejemplo, si nuestra meta es conseguir un ascenso en nuestro trabajo o un empleo mejor, estar enfocado es prepararme intelectual, mental y físicamente si es necesario para realizar ese trabajo de la mejor manera, para que cuando la oportunidad se presente nosotros seamos las personas más idóneas para el puesto. Para ello podemos hacer cursos o estudios especializados y también aplicar a los mejores cargos que vayan con el perfil que estamos buscando.

Forzar el resultado sería, mentir en mi currículo, o hacer algo para que otra persona que está compitiendo por el mismo puesto no sea tenida en cuenta, etcétera.

Además, al estar ansiosos, estamos en un estado de alerta a ver cómo podemos obtener ya lo que deseamos y esto hace que muchas veces terminemos perjudicando a alguien más.

Aunque nos sea difícil reconocerlo en este caso nuestras intenciones no son las mejores, y la intencionalidad es algo que juega un papel muy importante en las leyes del universo y por su puesto en la ley de atracción.

Existe una línea muy sutil que divide nuestro enfoque en el resultado, de nuestra ansiedad por conseguirlo y que nos puede llevar a la completa insatisfacción.


Sin comentarios " FORZAR LA LEY DE ATRACCIÓN PARA OBTENER RESULTADOS "