Resiliencia


La resiliencia es un concepto nuevo para muchas personas, pero lo que realmente significa es: la capacidad que tiene cada persona de superar las adversidades, sin desfallecer.
Ser resiliente es una característica muy importante porque puede hacer la diferencia entre lograr muchas cosas o, por el contrario, fracasar.


No todas las personas nacen siendo resilientes, esto es una característica que puede ser innata en algunos individuos, pero que, aunque no sea así, se puede cultivar; es decir, podemos aprender a ser resilientes.
Es en nuestra infancia, donde tenemos la mayor oportunidad de desarrollar un carácter capaz de adaptarse y superar las adversidades, pero para ello dependemos de las personas que nos están educando en esta etapa.
Sin embargo, durante el transcurso de nuestra vida también lo podemos hacer, aunque puede ser un poco más difícil, porque debemos vencer las barreras de una mentalidad débil frente a las dificultades.

La resiliencia


La capacidad de ser personas resilientes es una capacidad psicológica y no física. No necesitamos ser musculosos ni fuertes físicamente para esto, necesitamos tener una mente equilibrada y la voluntad de educar nuestra mente y nuestro carácter para ser personas capaces de responder positivamente ante cualquier situación.


Cómo aprender a ser resilientes


Todos deberíamos ocuparnos de cultivar la resiliencia, para ello, podemos fortalecer voluntariamente algunos hábitos como:

Positivismo

Mirar la vida desde un punto de vista siempre positivo, es un enfoque que nos da rápidamente la capacidad de esperar siempre lo mejor, y saber que, aunque se esté pasando por un mal momento, éste hace parte de la vida, y en algún momento pasará.
Aunque seamos personas positivas, los problemas se presentarán, pero adquirimos la capacidad de no encerrarnos en el problema, de buscar las opciones, de mirar más alto y de utilizar la dificultad para fortalecernos y aprender, y no para sentirnos derrotados.

No busques culpables

Cuando buscamos fuera de nosotros el culpable de cada problema que se nos presente, estamos enseñándole a nuestra mente que todo (incluyendo nuestro éxito), depende de los demás, que no tenemos el control de nada y nos convertimos en personas inseguras e incapaces.
Asume la responsabilidad de todas las cosas en tu vida. No hay nada fuera de ti. Tu eres el único responsable de todo lo que te sucede. Ser consciente de esto te dará seguridad y fuerza para actuar, así te equivoques, pero tu actitud cambiará y encontrarás la manera de conseguir lo que quieres porque aprenderás que tienes la capacidad de lograrlo todo y sentirás la fuerza de tu interior queriendo expresarse.

Excusas para actuar

Si eres de las personas que siempre han querido hacer algo, pero llevan toda su vida o muchos años, esperando el momento oportuno para cambiar, o para hacerlo, te diré, que solo son excusas que inconscientemente te das a ti mismo.
Ser resiliente significa no buscar excusas que te impidan hacer las cosas que necesitas para salir de la zona de confort donde te encuentras.


Acepta el cambio

La resiliencia la fortalecemos cuando aprendemos y aceptamos que todo está en constante cambio. Muchas personas no son capaces de salir de un estado no deseado porque en su interior temen a los cambios, y prefieren seguir en la misma circunstancia, aunque esto implique sufrimiento y dolor.

Autoestima

Las personas resilientes fortalecen su autoestima, se sienten seguras de sí mismas y saben que tienen grandes capacidades.
No se dejan influenciar por los comentarios pesimistas de los demás. 

Complacer a los demás

Hacer las cosas para complacer a los demás, puede volvernos personas inseguras y tristes. 
La resiliencia es una característica de personas que saben lo que quieren y luchan por ello, sin importar que esto no sea lo que los demás esperan de nosotros.

Personas resilientes


Sabemos que nuestra vida está llena de sucesos, unos mejores que otros, y en algunos casos, situaciones muy difíciles como la pérdida de seres queridos, una enfermedad grave, una quiebra financiera, etcétera. 
Todo esto hace parte del movimiento de la vida, pero siempre tenemos la oportunidad de escoger la forma en que vamos a asumir todo ello. 
Resiliencia acompañada de un conocimiento y práctica de las leyes universales, puede ayudarnos a vivir una vida exitosa, próspera y feliz a pesar de las vicisitudes que podamos enfrentar.

Sin comentarios " RESILIENCIA: CÓMO SER UNA PERSONA MÁS RESILIENTE "