ejercicios lenguaje positivo


El lenguaje positivo nos da poder, nos conduce por el camino del cumplimiento de nuestros deseos.
Muchas veces no nos damos cuenta de que es la forma en que nos hablamos lo que está impidiendo que cambiemos nuestra realidad.
Nuestro lenguaje lo vamos construyendo de nuestro entorno y nuestra educación, pero nadie nos enseña la importancia que tienen las palabras y frases que utilizamos para referirnos a nosotros mismos, a nuestra vida y a nuestros proyectos.


Creamos a lo largo de nuestra vida una cantidad de frases hechas que copiamos de otros y nos acostumbramos a repetir con frecuencia, sin darnos cuenta, que con ellas estamos pidiendo al universo, justo lo contrario de lo que deseamos manifestar.
Ahora que nos encontramos en esta fase de nuestra vida, en que queremos ser manifestadores conscientes de nuestra realidad, debemos vigilar con atención nuestro lenguaje y cambiar esas palabras que nos estancan y atrasan nuestros resultados de la ley de la atracción.
Las palabras que pronunciamos tienen el poder de generar en nuestro interior una forma de sentir. Puedes hacer una prueba rápidamente y evidenciar esto. 
Cierra los ojos y repite por 10 segundos en tu mente si lo prefieres, la palabra: "libertad".
Al terminar quédate con los ojos cerrados y observa cómo te sientes.
Ahora haz lo mismo, repitiendo mentalmente la palabra "caos".
Estoy segura de que puedes notar con claridad, la diferencia que genera en tu estado interior cada una de estas palabras.
De acuerdo a las palabras que utilizamos en nuestro diálogo interno, así es el significado que le damos a nuestra vida.

El lenguaje positivo

Para lograr todo lo que queremos con la ley de atracción, debemos conocer el poder del lenguaje positivo; este tipo de lenguaje cambia la estructura de nuestro cerebro y no solo nos ayuda a cumplir nuestros sueños sino que también nos hace sentir más felices y aumenta nuestra longevidad.
Ahora vamos a aprender cómo hablar en positivo:

Cambiar tu lenguaje negativo a positivo


1. Escúchate al hablar; normalmente no escuchamos a los demás cuando nos hablan, pero lo peor, es que tampoco nos escuchamos a nosotros mismos, no nos prestamos atención.
2. No hables de más. Al empezar a escucharte al hablar, rápidamente te darás cuenta de que hablas más de la cuenta y podrás empezar a elegir con mayor consciencia tus conversaciones y tus palabras.
3. Háblate a ti mismo siempre con frases positivas y con respeto. Muchas veces utilizamos las peores palabras para referirnos a nosotros como: soy incapaz, soy muy bruto, ignorante, soy lo peor, soy un asco, etcétera. Es tiempo de empezar a hablarte con mucho respeto y amor: yo siempre puedo, yo soy especial, soy increíblemente capaz...
4. Si bien es cierto que todos tenemos dificultades en mayor o menor grado, no hables de ellas sino lo necesario para su resolución, sin estar todo el tiempo hablando a los demás y a ti mismo de ese tema. Cuando hablas a los demás, también tu subconsciente está escuchando y se está creyendo que eres una persona con demasiados problemas. Y seguramente cuando estés en silencio te seguirás repitiendo a ti mismo la cantidad de problemas que tienes. 
5. No uses palabras de excusa como: "es que" "fue que" "pero". Este tipo de palabras siempre implican que hay algo que no es como tú quieres que sea o justifica cualquier acción que no te lleva a lograr los resultados que buscas.
6. Elimina de tu vocabulario también palabras como: nunca, jamás, siempre, nadie, todo el mundo. Estas palabras generalmente nos incluyen. Por ejemplo, cuando decimos "para todo el mundo la economía está muy difícil" esto te incluye y tu mente va a saber que para ti también lo está y así lo va a mantener hasta cuando tú te digas lo contrario.


7. Cambia los "tengo que" y "debo" por "quiero". Al hacer esto, tu subconsciente entiende que es algo que disfrutas y que no supone un esfuerzo. Palabras tan cortas y sencillas pueden hacer la diferencia en el mensaje que le estás enviando a tu subconsciente y en el resultado de lo que hagas.
8. Nunca hables de fracasos, habla de oportunidades de aprendizaje, de experiencias en las que aprendiste algo y sacaste lo mejor.

Ejercicios lenguaje positivo

Relajado en tu espacio íntimo y cómodo, cierra los ojos y empieza a halagarte con frases positivas y generosas contigo. Para ello puedes usar afirmaciones positivas o puedes utilizar tu propio lenguaje positivo.
Al principio puede ser que sientas resistencia, es decir, que te sientas extraño al decirte cosas como: "yo soy una gran persona", "yo soy capaz de todo lo que me propongo"... pero a medida que te las vas repitiendo cada día, tu subconsciente se las va creyendo y las va haciendo parte de tu Ser. 
En algún momento pasará lo contrario; cuando por casualidad en tu conversación te digas algo como: "no puedo", tu subconsciente te hará sentir de alguna manera que eso es mentira, y que quien está hablando es el que si puede.

Sin comentarios " CÓMO CAMBIAR EL LENGUAJE NEGATIVO A POSITIVO "