decreto de abundancia


Lee diariamente este decreto de abundancia, por al menos 21 días seguidos, para que logres hacer un cambio permanente en tu mente y cambiar creencias limitantes que tienes en tu subconsciente respecto al dinero, y que te han mantenido alejado de disfrutar de lo que ya te pertenece por derecho divino: La riqueza universal.


Prepárate interiormente para hacer los decretos de manera efectiva, esto lo puedes hacer, otorgándole la importancia a este momento. Para ello puedes escoger un lugar tranquilo, limpio y ojala perfumado con incienso; antes de leer los decretos, relájate respirando profundamente 3 veces y encuentra una posición cómoda; pero lo más importante es que busques un sentimiento de gratitud en tu interior.

Decreto de abundancia


Yo soy la manifestación de la abundancia infinita del universo, que me da la libertad para hacer todas las cosas que deseo. La energía del dinero, abundancia y prosperidad circula en todos mis negocios y mis asuntos, atrayendo la infinita corriente de riqueza que envuelve e incrementa mis finanzas.
Yo tengo la capacidad para multiplicar continuamente mis ingresos de manera fácil. Yo vibro diariamente en la frecuencia de la prosperidad y la abundancia, impregnando todo en mi mundo con esta energía.
Yo soy infinitamente bendecido (a) y me puedo conectar con la abundancia universal cada vez que quiero, para mi bien y para el bien de todos los seres.
Merezco vivir una vida plena y sin límites, merezco disfrutar de todas las riqueza del universo de manera responsable y por eso me abro a recibir todo lo que el universo tiene preparado para mí.
Yo soy la resurrección de cualquier apariencia de escasez, transmutando todo lo negativo en mi vida y atrayendo la abundancia y la riqueza, que fluyen continuamente y alcanzan a mi familia y amigos.
Yo soy la riqueza material  que fluye dentro de mi, yo soy la consciencia de la abundancia y el uso de la ilimitada providencia divina.
Yo soy el uso de la abundancia universal y el canal de riqueza y opulencia perfectas.
Yo soy comprando y disfrutando todas las maravillas del universo sin ninguna restricción económica.
Yo soy la opulencia del universo, soy el instrumento para que toda la abundancia se manifieste a través de mis negocios, mi vida y mis acciones.

Yo soy la fuente inagotable de riqueza que encuentra todas las puertas de la abundancia siempre abiertas para mi mayor bien y prosperidad.
Yo se administrar correctamente la riqueza que fluye constantemente en mi vida y que viene a mi para quedarse, sé utilizar el dinero correctamente, sé hacer las mejores inversiones y hacer que el dinero circule y regrese a mi multiplicado.
Yo soy la sabiduría del universo para crear abundancia infinita de manera constante,
Yo soy el poder creador, que convierte toda inversión en una fuente inagotable de abundancia.
Mi vida es un río de bendiciones económicas y cada día estoy preparado (a) para recibir las mejores sorpresas que me conducen una y otra vez a mi libertad financiera.
Yo nací para triunfar y soy la fuente de toda riqueza, atrayendo el dinero de forma natural, fácil y permanente.

 
 

Decreto de abundancia y prosperidad infinita


Puedes utilizar los decretos de muchas formas, lo importante es que los utilices diariamente, hasta que los hagas verdaderamente tuyos. Puedes repetirlos o escribirlos en una nota que tengas siempre a mano, o en un sitio que sea visible para ti y que cada vez que los veas o leas te hagan vibrar en la energía de la abundancia.

Si quieres ver cambios en tu vida exterior, enfócate en cambiar tu vida interior porque definitivamente te conviertes en lo que piensas más. 

Cuida tus pensamientos y tus emociones, decreta tu abundancia, has lo que tengas que hacer para mantenerte en un estado de vibración elevado y prepárate para recibir todas las bendiciones que se derramarán desde este instante sobre tu vida.


¿Quieres aprender todo sobre la Ley de atracción? Recibe en tu e-mail todas las novedades

Sin comentarios " DECRETO DE ABUNDANCIA Y PROSPERIDAD ECONÓMICA "